jueves, 29 de octubre de 2015

Fomentar el pensamiento crítico.


Una de las claves de la educación actual y del cambio metodológico que se pretende llevar a acabo, es el fomento del pensamiento crítico en el alumnado.

Nuestra principal aliada, especialmente en las primeras etapas, será la curiosidad innata de los niños y niñas. De este modo, no trataremos de responder todas sus dudas en un primer momento, sino que daremos pistas y fomentaremos nuevas preguntas.

Así mismo, intentaremos que comprueben las respuestas a través de diferentes canales y no se conformen con la primera solución o respuesta. Además, iremos un paso más allá y no nos conformaremos con una respuesta "ajena" sino que toda la información obtenida, deberá de ser analizada por los alumnos/as manteniendo una postura crítica.

De esta forma, potenciaremos que creen sus propios recursos para resolver problemas y tomar decisiones. De la mano de estas actitudes, vendrá un aumento del autoconocimiento y autoestima y por supuesto, el desarrollo de sus habilidades cognitivas.

Lograremos que los aprendizajes sean permanentes puesto que serán sus propios aprendizajes y no aprendizajes ajenos que les prestaron un día al darles una determinada respuesta.

Les ayudaremos a que sepan asumir sus éxitos y fracasos, pues ellos y ellas serán los protagonistas del aprendizaje. Los educadores/as, ya sean familiares o docentes, actuarán de mediadores.

Propiciaremos que vayan más allá, intentando descubrir el verdadero problema, el problema mayor que puede estar detrás de otros problemas más aparentes. 

¿CÓMO HACERLO?

ACTIVIDADES.


  1. La estructuración del lenguaje y la expresión oral, serán claves en este proceso, y como consecuencia será uno de los elementos que se verán más reforzados en nuestra tarea para potenciar el pensamiento escrito. Por ello, una de las tareas que podemos realizar son investigaciones y exposiciones públicas de temas de los que tendrán, además, que realizar un comentario crítico u opinión, adaptada a las diferentes etapas educativas.
  2. Debates en asamblea de temas significativos.
  3. Taller de prensa: lectura de noticias de la actualidad, análisis de datos relevantes y opinión de las mismas.
  4. Reflexiones grupales sobre películas, cuentos, historias etc...
  5. Resolución de situaciones hipotéticas.

PREGUNTAS PARA LAS ACTIVIDADES.
  • Formulando preguntas abiertas¿Qué? ¿Cómo? Quién? ¿Dónde? ¿Cuándo? ¿Por qué?
  • Estructurando los pasos a dar: ¿Qué debes hacer para empezar?
¿Qué debes hacer ahora?¿Por qué no hay que empezar todavía?¿Cuál sería el mejor momento para hacerlo?
  • Preguntas de inteligencia emocional: ¿Qué sentiste cuando…?
¿Por qué dices que…? ¿Por qué actuaste así...? ¿Qué pasó antes de que actuaras así? ¿Qué pensaste antes de sentirlo?
  • Preguntas de estructuración y expresión verbal¿Qué quieres decir exactamente?
¿Cómo sabes que hay que hacer esto?¿De dónde sacaste la información?¿Puede haber otra respuesta? ¿Por qué?¿Cómo podrías explicarnos esto para que todos lo entendamos?
  • Preguntas de análisis del problema: ¿Qué piensas que está sucediendo?
¿Qué te hace pensar eso?¿Por qué dices eso?¿Qué estás viendo que te permite decir eso?¿En qué te basas?¿Cuál crees que es el problema?
  • Creación de hipótesis: ¿Qué crees que pasaría si…?
¿Qué hubiera pasado si…?Si hago esto, ¿qué va a ocurrir?¿Cómo podrías hacerlo de otra manera?¿Podría haber ocurrido de otra manera?¿Qué sentirías si en lugar de haber ocurrido así hubiera ocurrido lo contrario?
  • Fomento de la imaginación: ¿Cómo imaginas que acabará la historia?
¿Nos puedes contar cómo lo resolverías tú?¿Cuál sería la posición contraria a esta situación?¿Qué otras ideas tienes para solucionarlo?¿Qué le dirías a un amigo en la misma situación?¿En qué otra ocasión podríamos aplicar la misma solución?
  • Preguntas de comprobación: Mira atentamente y tómate tu tiempo, ¿estás seguro de que te fijaste en todo lo que necesitabas?
¿Qué más puedes decirme sobre lo que ves?¿Crees que tu respuesta está completa?¿Qué estás buscando?¿Puedes explicarme qué es lo que tienes que hacer?¿Cómo podrías probarlo?No lo acabo de entender. ¿Puedes poner un ejemplo?
  • Preguntas de relación causa-efecto y relación entre dos sucesos: Lo que me acabas de explicar, ¿cómo podemos relacionarlo con otras situaciones ocurridas en casa, en el colegio…?
Esta misma situación, ¿crees que le puede estar sucediendo a otra persona?¿Cómo crees que lo solucionaría esa persona?¿Hay algún punto en común entre lo que dices tú y lo que digo yo?¿Esa persona, sentiría lo mismo que tú?…¿Puede existir un punto de vista diferente al tuyo?¿Por qué crees que tu punto de vista es el correcto?¿Pueden ser las dos opiniones correctas?¿Cómo podemos saber cuál de las dos propuestas es la mejor?
  • Preguntas para valorar consecuenciasSi haces lo que dices, ¿qué crees que pasará?
Si ocurriera lo que dices, ¿realmente se solucionaría el problema?¿De quién serían las consecuencias en ese caso? ¿Tuyas o de alguien más?Consideras justo para los demás que se solucione el problema de esta manera?Una vez solucionado el problema, ¿crees que lo que ganas compensa tus esfuerzos?


Fuente: www.solohijos.com 






No hay comentarios:

Publicar un comentario