lunes, 18 de agosto de 2014

LOS SEIS PILARES DE LA BÚSQUEDA DE EMPLEO


LOS  6 PILARES DE LA BÚSQUEDA DE EMPLEO.

1.-CUANTIFICA RESULTADOS: LO QUE NO SE VE, NO EXISTE.

Planificación: es necesario formular los objetivos de forma que los resultados se puedan cuantificar para no desanimarse. Siempre habremos conseguido algo:  

·         Aprender a planificarme con una agenda  en la que establecer mis objetivos a largo, medio y corto plazo.

·         Conseguir hacer x entrevistas,  x respuestas de empresas a mis CV…

·          Aprender a hacer mejores  CV.

·         Ponerme al día sobre preguntas para entrevistas de empleo, desenvolverme a la hora de expresarme en entrevistas de empleo…

·         Conocer empresas y hacer contactos, conocer nuevos portales de empleo y aprender a utilizarlos, conocer ETT y agencias de colocación.

·          Aprender a hacer un blog, compartir contenidos, escribir  posts propios etc…


Siempre se obtienen resultados y aprendizajes, lo importante es no frustrarse.


2.-LA MEMORIA TIENE UN LÍMITE.

Organización

Como se ha mencionado con anterioridad, una agenda es esencial para la búsqueda de empleo. En ella iremos anotando CV entregados y la fecha, qué modelo hemos entregado a cada empresa (importante para ir preparado después a una posible entrevista, ya que si no recordamos qué modelo entregamos, podemos dar datos innecesarios o que al entrevistador no le cuadren con nuestro CV), empresas que nos han respondido, dirección  y teléfonos de empresas para hacer seguimiento de nuestra candidatura, portales en los que nos hemos inscrito, ofertas de los portales, CV y cartas de presentación en pdf, así como copia de títulos, certificados, diplomas…

3.-NO ESPERES A QUE TE ENCUENTREN.

Busca a seleccionadores y ponte en contacto con empresas a través de las redes sociales.

Para ello intenta tener una presencia fuerte. Crea contenidos propios, en el que se refleje tu perfil profesional pero también tú como persona. Trata de añadir contenidos de inquietudes e intereses personales. De ese modo resaltarás habilidades y competencias que no están implícitas en la titulación que tengas pero que son imprescindibles para obtener ese empleo.

Además, son requisitos valorados por cualquier empresa porque son habilidades y valores que aportarás a esta, independientemente del puesto que desempeñes.

Después busca empresas y reclutadores que te interesen y contacta con ellos, a través de Linkedin, facebook o twitter,  por ejemplo, y únete a grupo en los que se encuentren estos profesionales y empresas y comparte tus contenidos.

No te olvides de que la mayoría de ofertas de empleo no se publican sino que los seleccionadores rastrean a posibles candidatos en sus círculos cercanos y en las redes sociales.

Importante: personaliza la información que vayas a ofrecer como CV, cartas de presentación y contenidos así como a las empresas con las que te interesa contactar.

No te olvides de personalizar en tu CV, tanto el continente como el contenido. Las primeras impresiones en este caso son muy importantes, busca plantillas de CV originales, como mostramos en un enlace en el blog días pasados.

 A veces, en ciertos sectores prefieren contratar a gente sin formación, y aunque no sea así, si tienes mucha formación, como cursos de diversa temática, selecciona aquellos que vayan acordes a la oferta. Así facilitarás al seleccionador que se fije en lo que le interesa para el puesto, y no pase desapercibido entre un mar de letras.

Para ello también debes cuidar el resto de publicaciones que realices en tus redes sociales como fotos o comentarios.

Cuida tu dirección de email, puede parecer algo absurdo pero es primordial.

4.-TÚ APORTAS ALGO MÁS QUE UN TÍTULO.

En la entrevista, resalta tus habilidades y no solo las funciones para las que tu título te capacita, eso ya lo ha valorado el seleccionador en tu CV, sino no te hubiese llamado.  Resalta proyectos realizados y qué aportaste a anteriores empresas. Es decir, resultados obtenidos, no funciones.

Puedes llevar documentación que muestre los proyectos y trabajos que quieras resaltar. Eso sí, una muestra, no decenas de papeles y certificados. Piensa igual que con el CV, sé selectivo.

También puedes mencionar si has realizado voluntariado o participado en otras actividades como asociaciones, colaboraciones, entidades públicas... que puedan aportar información interesante.

5.-UNOS MINUTOS DE INVESTIGACIÓN, PUEDE SER TU SALVACIÓN.

Investiga a la empresa antes de la entrevista.

Si no sabes nada de ella, poco te interesa trabajar en ella. Esa es la idea que trasmites al seleccionador/a, así que investiga a qué se dedica, qué proyectos tiene, en qué ámbito territorial trabaja, si colabora con otra empresas o entidades etc… Basta con investigar su página web, y si no tiene, busca alguna información de esta que haya en Google.

6.-TRABAJAR A CAMBIO DE …¿NADA?

Mantente activo/a y mantén tus contactos. Hacer prácticas o voluntariado son una buena idea para adquirir  experiencia, habilidades y competencias, además de mantenerte activo, en contacto con las empresas y sus trabajadores, manteniendo y aumentando tus contactos y haciéndote visible. Si no te mantienes activo/a y visible, nadie irá a buscarte. Y hay que ser visible físicamente en las empresas y  virtualmente en las redes sociales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario